Cultura Gastronómica Catalana: La Calçotada

Cuál es el mejor plan para un día del fin de semana en esta temporada? Hacer una calçotada, por supuesto! Que es eso???

Los Calçots son una variedad de cebolletas muy sabrosa, muy populares en todo el área catalana. La temporada de calçots va de noviembre a abril, pero se consumen sobre todo durante los meses de enero, febrero y marzo.

Se cocinan a la brasa tradicionalmente, sobre brasas de madera y al aire libre. Hace frio pero esa costumbre se mantiene!

Probablemente haya que trasladarse a algún pueblo cercano, a algún restaurante de una masia donde en temporada las ofrecen, y si tienes suerte a la casa de campo de algún amigo o familiar. También en la ciudad algunos sitios ofrecen calçots . Desde luego no es la primera opción para nadie ya que la calçotada es sobre todo una celebración, la excusa perfecta para reunirse con familiares y amigos y montar una celebración gastronómica de las que tanto nos gustan! Pero si no hay otra posibilidad…

Para muchos lo mejor de todo es la salsa que acompaña los calçots,  sabrosa y gustosa no puedes parar! Esta salsa se llama romesco.

Durante las calçotadas hay unas reglas a seguir muy específicas, casi como si quisieras formar parte del club de la lucha 🙂

1era regla de la calçotada: ni se te ocurra olvidar tu babero! Créeme, lo necesitarás.

2nda regla de la calçotada: deja todas tus buenas maneras en casa; se comen con la mano y la salsa termina en todas partes, disfruta comiendo como un niño!

3era regla de la calçotada: todo el mundo tiene que participar en la preparación!

A partir de estas 3 reglas básica ya lo único que queda es disfrutar de este divertido evento gastronómico, el mas popular del invierno catalán.

Aquí te dejamos la receta para preparar una fantástica salsa para calçots

Ingredientes: (para 4 personas)

  • 3 ñoras (o 1 pimiento choricero)
  • 1 o 2 tomates grandes, maduros y asados, por persona
  • 3 dientes de ajo, asados si es posible
  • 1 vaso de aceite de oliva
  • Un buen chorro de vinagre
  • 50 gramos de almendras
  • 80 gramos de avellanas
  • 1 rebanada de pan duro (o pan frito)
  • pimienta negra molida
  • medio vaso de agua

Preparación:

Dejaremos las ñoras, o el pimiento choricero (aunque es menos dulce), en agua templada durante unas horas antes de la  elaboración, para que se ablande.

Para empezar, vamos a ir escalibando los tomates y el ajo en el horno durante unos 30 minutos. Esta será la base de la salsa .

Sacamos la pulpa de la ñora con una cucharita pequeña, con cuidado de no perder nada del contenido, es una operación delicada,  y lo ponemos en el mortero.

Seguidamente vamos a añadir el pan un poco tostado (o pan duro) y las almendras y avellanas en el mortero .

Todo junto se tritura en el mortero durante un buen rato.

Cuando estén listos los tomates y los ajos, les quitamos la piel y lo añadimos a la pasta que ya tenemos en el mortero, y también medio vaso de aceite.

Finalmente lo podemos dar un toque de trituradora eléctrica para que quede homogénea la salsa. Si ves que le falta cremosidad añade un poco mas de aceite, de oliva por supuesto.

A disfrutar!

calçots
Foto de Calafellvallo

photo by Javier Roche
Foto de Javier Roche

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + diecinueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.