Brunch en el Hotel Majestic de Barcelona

El “brunch” es una costumbre muy poco española, pero empieza a resultar un plan ideal para disfrutar de un encuentro tranquilo con amigos que aprecian la gastronomía y la buena conversación, sin prisa y con alegría. ¿Y cuándo se puede hacer eso? ¡El domingo!

No dejamos de explorar nunca nuestra propia ciudad como buenas foodies, y nuestros clientes nos preguntan por esta opción a menudo. Así que decidimos probar esta vez el que ofrece un lugar emblemático: el Hotel Majestic.

Hotel Majestic

El hotel está ubicado en el Paseo de Gracia; la avenida más prestigiosa de la ciudad, muy cerca de las tiendas más exclusivas o de los más emblemáticos edificios creados por Gaudí.


Pertenece a una familia de Barcelona, y de algún modo esta singularidad está presente; ya que uno puede respirar en cada rincón una parte de su historia a través de la extensa colección de obras de arte que se pueden disfrutar en las paredes de este hotel.

El cuadro ‘Horizons’ se encuentra en el rellano de la escalera que conduce a la sala del “brunch”, es obra de Modest Urgell, enorme pintor que fue maestro de Joan Miró.

Es un hotel cinco estrellas que cuenta, además, con una terraza, La Dolce Vitae, con grandes vistas de casi toda la ciudad de Barcelona. También, arriba de todo del hotel se puede disfrutar de un espacio de relajación y bien estar: el MajesticSpa.

El Majestic fue inaugurado en 1918, el próximo año cumplen su centenario, y sin embargo se puede percibir que nunca ha dejado de renovarse. Cómo nos gustaría filmar la historia de este hotel… no dejamos de imaginar diferentes perspectivas para abordar este proyecto, ojalá contemplen un proyecto de estas características, sería tan curioso…. Pero nos centraremos en esta crónica en el “brunch” que disfrutamos.

Nuestra experiencia del “brunch”

La primera impresión que tuvimos fue muy agradable ya que el ambiente era relajado y nos ubicaron en la terraza, sin duda la mejor ubicación para disfrutar este espacio. El comedor y ésta tranquila terraza están ubicados en la primera planta.

El servicio es del tipo bufet libre con tres espacios principales. El primero es de platos fríos, el segundo es de platos calientes y en el tercero están la repostería y los dulces. También ofrecen bebidas buenas e ilimitadas. Las opciones son muy extensas y se puede apreciar la base de la cocina local y sus productos; quesos y embutidos de gran calidad.

Esta cocina está dirigida por el Chef asesor Nandu Jubany. Además, un pequeño detalle es que el “brunch” del Majestic también tiene oferta para los más pequeños.

El trato del personal fue exquisito en todo momento, siempre pendientes de si necesitábamos algo y de que nuestras copas de Moët Chandon nunca estuvieran vacías.

En la primera parte de platos fríos; se encuentra una gran selección de embutidos catalanes e ibéricos, de quesos catalanes, membrillo y confituras. Además de una sugerente selección de marisco, donde destacaría las ostras, ¡deliciosas! Pero además encuentras un “show cooking” de sushi, sashimi y cebiches. Aunque la gastronomía local tiene un lugar privilegiado; también encontramos otros platos inspirados en gastronomía asiática, oriental, y fusión de varias culturas.

Cuando pasamos a la barra de platos calientes, en primer lugar, lo que no falta en un clásico “brunch”; huevos benedictine. A destacar el canelón de pollo con jugo de rustido y parmesano, ¡descomunal! También se puede disfrutar de un homenaje a lo mejor de la cocina catalana, con una caldereta de langosta y pescado de roca.

Barra de postres y dulces

¡Un punto y aparte se merece la zona de postres y dulces… un templo! Realmente espectacular la calidad y el arte de la repostería; que para mi ha sido la mejor que he encontrado nunca en un “brunch”.

Financier de avellanas y flor de azahar, nubes de fresa, cheesecake con fruta de la pasión, tartas artesanales de chocolate, limón, higos y naranja y un sinfín de delicias.

La relación calidad precio es imbatible y desde luego una buena recomendación sobre cómo pasar un domingo; celebrando un aniversario o un encuentro entre amigos relajado y lleno de placeres gastronómicos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − 3 =